sábado, 5 de diciembre de 2015

Mistress America








“Mistress America” es el resultado de la colaboración de Noah Baumbach y su nueva musa y co-guionista, Greta Gerwig.  La otra protagonista es Lola Kirke que debutó con un pequeño papel en “Perdida” (Gone Girl), en esta ocasión ella es el centro de la película junto con Gerwig. Lola es hermana de la carismática Jemima Kirke, una de las protagonistas de la serie “Girls” de Lena Dunham. Mientras que para Jemima la interpretación es una manera de pagar las facturas pero su verdadera meta es ser pintora, Lola sí tiene intención de labrarse una carrera en el cine. Por el momento va por el buen camino ya que su interpretación de Tracy, una joven algo apocada y socialmente torpe es apropiadamente contenida.

Noah Baumbach es comparado a menudo con Woody Allen y la similitud en esta comedia neoyorquina es bastante patente. Ambos tienen en común personajes parlanchines y no se avergüenzan de que sus diálogos tengan referencias culturales y un marcado tono intelectual.  Tracy es una estudiante de primer año en Barnard College, (centro universitario que por cierto también aparece en “Maridos y mujeres” en la que Allen es profesor y Juliette Lewis su alumna más prometedora). Para Tracy la transición a la vida universitaria no está siendo fácil, en sus propias palabras, “es como estar en una fiesta donde no conoces a nadie, todo el tiempo”. Su madre la aconseja contactar con Brooke la hija del hombre con el que planea casarse, lo que las convertirá en breve en hermanas. Brooke es 10 años mayor que Tracy, pero está llena de energía juvenil y de ideas, aunque desafortunadamente no parece llegar a concretar ninguna. Tracy conecta instantáneamente con Brooke y se siente fascinada por su arrolladora personalidad. Casi de inmediato es asaltada por la idea de hacer de Brooke, su “Gatsby” particular, un personaje a partir del cual crear la historia que la permita ser admitida en la revista literaria de la universidad.

Si la comparamos con la anterior película de Baumbach, “While We're Young" aunque las dos comedias muestran un contraste generacional, la primera era más una sátira de los hipsters. Por su parte “Mistress America” tiene también algo de sátira, pero especialmente en el último tercio de la película ofrece la energía y la extravagancia de las screwball comedies de los años 30. Brooke es aventurera y temeraria como Katharine Hepburn en “La fiera de mi niña”, aunque en su personaje existe un lado patético ausente por completo en los personajes de las comedias de Hepburn o Barbara Stanwyck. Baumbach ha realizado en poco tiempo varias películas bastante interesantes, aunque creo que la mejor de todas por el momento sigue siendo “Frances Ha”.

12 comentarios:

TRoyaNa dijo...

Maribel,
tiene todos los ingredientes para gustarme: Nueva York,la influencia de Woody Allen,los personajes,el aire desacomplejadamente intelectual....haré por verla en breve y a ser posible,en versión original subtítulada.
Bsts

Maribel dijo...

Troyana,
Casi todas las últimas películas de Noah Baumbach tienen esos ingredientes. También "Frances Ha" y "While We´re Young" aunque supongo que ya no están en cartelera. Baumbach y Whit Stillman me parecen por el momento los legítimos herederos de Allen.

Bsts

TRoyaNa dijo...

Maribel,
de las que mencionas,sólo he visto "Frances Ha" y me gustó su estilo desenfadado,ahora buscaré las demás.
Gracias por tantas y tan buenas recomendaciones:)
Un abrazo

Maribel dijo...

De nada, espero que te gusten:)

Un abrazo

TRoyaNa dijo...

Maribel,
ya la vi,y me gustó.
Esos diálogos rápidos,el escenario de la ciudad,los personajes....y el desenlace,como cierre perfecto a unas vidas un poco a la deriva,sin demasiados apegos.
Este largo puente,por otra parte,he descubierto una joya que me gustaría recomendarte,se trata de "Los amores imaginarios" de Xavier Dolan,me ha fascinado por completo,y como no podía ser de otro modo, a este título,le he dedicado mi última entrada.
Bsts

Maribel dijo...

He visto "Los amores imaginarios", paso a comentarte.

abril en paris dijo...

No he visto la pelicula que reseñas pero si tengo ocasión, la veré. Me gusta Allen y su universo. Le daré una oportunidad a éste título.

Un beso

Maribel dijo...

Abril,

La mayor parte de la filmografía de Noah Baumbach es bastante recomendable. Para mí es de los directores a seguir junto con Woody Allen y Wes Anderson entre otros.

Un beso

Teo Calderón dijo...

Como a ti, de las cinco películas de Baumbach que he visto, la que más me gusta es "FRANCES HA". A punto de escapárseme de los cines, por fin he podido ver "MISTRESS AMERICA" que también me ha agradado pero no tanto porque, como suele ocurrir con frecuencia, hasta los más interesantes realizadores actuales, por muy atractivas que resulten sus películas, lo cierto es que acaban remitiéndonos a otras películas, a otros autores. Si la mencionada "FRANCES HA" bebía claramente en aquellas cintas de la "nouvelle vague", ésta que ahora nos ocupa nos hace recordar el cine de Woody Allen y el de Peter Bogdanovich.
Hubo un tiempo en que las comedias de Howard Hawks nos remitían directamente a su autor. Y lo mismo ocurría con las de Preston Sturges, Vincente Minnelli o Stanley Donen, por poner unos ejemplos. Hoy, con todo el territorio explorado, ya resulta muy dificultoso tener estilo y universo propios.
Un saludo.

Maribel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maribel dijo...

Hola Teo,

Me gusta mucho Baumbach desde su primera película "Kicking and Screaming" (en la que imita por cierto el estilo de Whit Stillman). Aunque sus películas nos remiten a otros directores, no por ello pierden encanto para mí. Hay directores que me gustan tanto que disfruto de la influencia que ejercen en los nuevos directores. Y el propio Bogdanovich bebía de Howard Hawks :)!

De hecho creo que por mucho que Baumbach intente imitar por ej. a su admirado Éric Rohmer en "Margot y la boda" (incluso le homenajea con el nombre), esta película no remite inmediatamente a Rohmer, quizás más a "Interiores" de Allen con influencia de Bergman incluida. Su película más personal, "Una historia de Brooklyn" deriva directamente de su biografía y la estética es nostálgica de los años 80. También creo que va perfilando una serie de obsesiones propias como las relaciones entre las distintas generaciones en "Greenberg" y "While We´re Young".

Un saludo

TRoyaNa dijo...

Maribel,
se te echa de menos: es un hecho.
te envío un abrazo:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...