martes, 29 de noviembre de 2011

La mujer del teniente francés







"La joven vestía a la última moda, porque en 1867 empezaban a soplar otros vientos: se iniciaba una revolución contra la crinolina y la pamela. El ojo situado tras la lente del telescopio habría podido percibir una falda magenta casi atrevida por lo estrecha –y por lo corta, pues bajo el borde del espléndido abrigo verde y sobre los zapatos negros que pisaban delicadamente el pavimento se veían dos tobillos blancos; y, encima del moño sujeto con redecilla, uno de aquellos impertinentes sombreritos planos en forma de empanadilla con un leve penacho de aigrettes en un costado-, un modelito que las señoras de Lyme no se atreverían a lucir hasta dentro de un año; mientras que el hombre, vestido impecablemente con un traje gris claro, con el sombrero de copa en la mano libre, había recortado rigurosamente sus patillas, que los árbitros de la moda masculina habían declarado un punto vulgares -esto es, ridículas a los ojos de un extranjero- un par de años antes. Los colores del atavío de la joven nos parecerían hoy francamente chillones; pero entonces el mundo experimentaba los primeros arrebatos provocados por el descubrimiento de los tintes de anilina. Y lo que las féminas pedían del color, en compensación por tantas otras cosas que se exigía de ellas, era osadía, no discreción."

La mujer de teniente francés, John Fowles

domingo, 20 de noviembre de 2011

Apartamentos neoyorquinos (II)







El gran apartamento de “Cómo casarse con un millonario” tiene una enorme terraza y está decorado con piezas clásicas como el piano que es lo primero que venden para financiar su aventura. A medida que van vendiendo los muebles la casa va quedando mucho más minimalista. En la nevera sólo hay una orquídea y unas salchichas. Lo que nunca queda vacío es el vestidor del personaje de Lauren Bacall. Imagino que se supone que al ser las protagonistas modelos podrán vestir bien por menos. Lo cierto es que siempre van impecables. Resultan particularmente prácticas las cajas transparentes que dejan ver los sombreros o zapatos que hay en el interior.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Cómo casarse con un millonario






Casi todo el vestuario de "Cómo casarse con un millonario"es genial; las estolas, manguitos etc. dan un aire muy elegante a los conjuntos. Quizás el vestido más impresionante es el púrpura que lleva Marilyn en la primera foto. Pero la ropa más de "estar por casa" que lleva Lauren Bacall como el pantalon con blusa y bailarinas de la cuarta foto o el jersey con falda y chal de la última también resultan sofisticados.

El metro de París




miércoles, 16 de noviembre de 2011

Peligrosamente juntos






La primera vez que vi Peligrosamente juntos pensé que me hubiera gustado trabajar en una galería de arte como la galería Taft.
Una de las escenas que me parecen más impactantes de la película es cuando Robert Redford está dando un discurso en una cena y aparece Darryl Hannah. Según va andando entre las mesas buscando un sitio roba todo el protagonismo a Redford porque la gente se gira para mirarla. Por cierto que lleva un vestido de un estilo muy parecido a los que harían famosa a la que igual que ella sería pareja de John Kennedy Jr., Carolyn Bessette.

martes, 15 de noviembre de 2011

Museos






2, 3 y 4 Match Point
5 y 6 Midnight in Paris
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...