miércoles, 27 de abril de 2011

Slim y su casa








Howard quería que me sacaran algunas fotografías muy buenas, muy especiales. Conocía a un extraordinario fotógrafo, John Engstead, y fijó un día para la sesión. Las tomarían en casa de Howard, que yo no conocía. Tal vez conociera a su esposa, Slim, de quien hablaba muy a menudo, y que era quien le había mostrados mis fotografías en Harper´s Bazaar. Me indicaron cómo llegar y finalmente encontré la casa. Mi sentido de la orientación –geográfica, no en la vida- ha sido siempre escaso.
Vivía en Moraga Drive, en Bel-Air, y en la casa más hermosa que yo había visto. Parecía una hacienda, toda en una sola planta con vigas en los techos, hermosos suelos de madera, muebles rústicos antiguos, lujosos, confortables, bellos. El terreno era muy grande e incluía unas caballerizas. Howard y Slim eran muy aficionados a montar. Había también una piscina. Y conocí a Slim: una mujer alta, delgada, increíblemente hermosa y fuera de lo común. Tendría sólo siete u ocho años más que yo. Poseía una gran personalidad y un gran estilo. Me mostró su dormitorio, que era gigantesco, casi como un apartamento; su cuarto de vestir tenía una cantidad de zapatos como yo nunca había visto, bolsos de mano colgados de ganchos, cajones abiertos colmados de jerseys; un armario, que era grande como otro cuarto, repleto con toda clase de vestidos, y un enorme cuarto de baño. El dormitorio de Howard, su cuarto de vestir y su cuarto de baño estaban al lado. ¿Acaso los reyes vivían mejor? Howard y Slim ya habían decidido cómo me vestirían a mí, una mezcla de sus cosas y de las mías. Uno de los trajes era de lamé plateado.


Por mi misma, Lauren Bacall

El personaje de Tener y no tener además de llamarse Slim como la mujer de Hawks estaba modelado según la personalidad de ella. Slim era una mujer que siempre me ha parecido muy interesante y que impresionó a escritores como Hemingway o Capote.
Para más información sobre Slim:

http://cianuroespumoso-alexandra.blogspot.com/2010/05/musas-slim-keith.html

Otra cosa que me interesa de la autobiografía de Lauren Bacall es la descripción que hace de la casa de los Hawks. Slim se baso para construirla y decorarla en una de las casas de cine que más me gustan la de Bringing Up Baby La fiera de mi niña. Una casa muy amplia de piedra y madera.

En las dos primeras fotos aparecen Slim y Lauren Bacall. En la tercera a la derecha una modelo y a la izquierda Slim, las dos con el mismo vestido diseñado por Adrian.

En las últimas fotos la casa de La fiera de mi niña.

martes, 19 de abril de 2011

Los ángeles de Charlie (II): Jill y Kris Munroe







Jill Munroe era la más deportiva y sexy de Los ángeles de Charlie y todo un ícono de la época. Tony Manero en Fiebre del sábado noche tiene un póster suyo en su habitación junto con el de otros ídolos de aquellos años como Sylvester Stallone. Farrah Fawcett o más bien su peinado también hizo furor entre las mujeres y es algo que me cuesta comprender. La peluquera de Cuando Harry encontró a Sally fue la misma que peinó a Farrah en Los ángeles de Charlie y se inspiró en ella para crear el peinado de Sally en sus años de universidad. Aún hoy algunas como Camilla duquesa de Cornualles siguen fieles a una versión un poco modificada de ese corte de pelo.
Tras abandonar Farrah la serie la sustituyo Cheryl Ladd en el papel de Kris Munroe hermana pequeña de Jill. Kris sumaba a las habilidades atléticas de Jill talento como cantante y bailarina.

jueves, 14 de abril de 2011

La casa de Laura Hunt


Nunca olvidaré el fin de semana en que murió Laura. Un sol plateado ardía en el cielo como a través de una gigantesca lente. Fue el domingo más caluroso que recuerdo. Me sentía como si fuera el único ser humano que quedaba en Nueva York. Ya que desde la horrible muerte de Laura, me sentía solo. Yo, Waldo Lydecker... era el único que realmente la conocía.

Laura, Otto Preminger

La casa de Laura presidida por el famoso cuadro me parece que aun hoy sigue resultando atractiva, si exceptuamos algunos detalles recargados como las pantallas de las lámparas o los pesados cortinajes.

La casa de Waldo Lydecker








Waldo: Laura me consideraba el hombre más culto, ingenioso e interesante que hubiera conocido. Y yo estaba completamente de acuerdo con ella respecto a eso. También me creía el más amable, cariñoso...y simpático hombre en el mundo.

McPherson: ¿También estaba de acuerdo en eso?

Waldo: McPherson, usted no lo entenderá. Pero intenté convertirme en el hombre más amable, gentil,...y más simpático del mundo.

McPherson: ¿Y tiene éxito?

Waldo: Déjeme ponerle un ejemplo: Lamentaría sinceramente ver a los niños de mis vecinos devorados por lobos.

Laura, Otto Preminger

jueves, 7 de abril de 2011

Museos a varios niveles







1 y 2 Museo Victoria and Albert.
3 Cafetería del mismo museo.
4 Museo del Louvre desde la mesa de la cafetería.

martes, 5 de abril de 2011

Genética


Shirley MacLaine con su hija.

lunes, 4 de abril de 2011

Espejos




He visto Coco avant Chanel hace poco y me ha gustado más que la versión que hizo en 2008 Shirley MacLaine. Audrey Tatou tiene un parecido con Coco Chanel acentuado por el maquillaje y el peinado. La opinión que tenía de esta actriz no cuadraba mucho con la personalidad de Chanel. Sin embargo, el guión no oculta la dureza y el orgullo del personaje y se nota que Audrey Tatou se esforzó por estar a la altura. En algunos momentos se parecía mucho a las fotos de Chanel.

En la mini serie de televisión no se preocuparon por ese aspecto. La actriz que la interpreta de joven Barbora Bobulova es guapa, pero no se le parece en cara y tipo. El peinado despeinado que lleva con la intención de hacerla parecer joven la sienta muy mal. Está mucho mejor cuando se lo corta en la última etapa ya diseñadora. Shirley MacLaine que hace de la Chanel madura se parece aun menos.

Coco Chanel 2008 en comparación con Coco avant Chanel me parece edulcorada. Intenta hacer una historia romántica y muestra las dos relaciones de Chanel con Etienne Balsan y Boy Capel como dos historias de amor. Hacen ver que la canción que le dio el nombre la cantó por casualidad y en una sola ocasión. La verdad es que trabajo cantando en el café en el que conoció a Balsan, si bien por poco tiempo. También la visión de Coco Chanel es la de una joven ingenua que va engañada a vivir con Balsan sin saber que la quiere como amante.

En Coco avant Chanel manifiesta una actitud cínica hacia el amor y no parece enamorada de Balsan, aunque le aprecie. Más bien le ve como una oportunidad de un futuro diferente. Es ella la que se presenta en el chateau de Balsan y se hace un lugar en su vida. Leí hace ya tiempo una biografía de Chanel, pero no recuerdo gran cosa. Me da la impresión de que esta etapa de su vida sólo se conoce a rasgos generales. Se sabe que fue a vivir con Balsan pero no se saben los detalles, eso da opción a inventar lo que mejor convenga en cada película.

Las dos versiones coinciden en la importancia de su relación con Boy Capel. Lo que les estropea en la miniserie de MacLaine el romanticismo es el matrimonio de Capel. Hacen aparecer en algunas escenas a la futura mujer de Capel como una mujer bastante agradable. Supongo que lo hicieron con la intención de mostrar cierta conexión entre ellos porque la idea de que Capel se casase puramente por conveniencia les parecería que lo rebajaba. Sin embargo, eso lejos de ser excepcional era algo bastante común en la época y así se acepta en Coco avant Chanel aunque también se muestre la decepción de Coco.

En la tercera foto aparece Katharine Hepburn en un musical que se hizo sobre Chanel. Un auténtico despropósito que supongo que la Hepburn salvo a fuerza de carisma.
En la cuarta Anna Mouglalis que también ha protagonizado recientemente una película sobre la vida de Chanel.

Repetición

Fotos de la película La flor del mal de Claude Chabrol.

domingo, 3 de abril de 2011

Simetría



- Nunca lo había pensado –digo-. Es verdad que decoramos nuestros interiores con redundancias.

- ¿Con qué ha dicho? –inquiere Manuela.

- Con repeticiones, como en casa de los Arthens. Las mismas lámparas y los mismos jarrones sobre la chimenea, las mismas butacas idénticas a cada lado del sofá, dos mesillas de noche a juego, series iguales de tarros de cristal en la cocina…

- Ahora que lo dice, no se trata sólo de las lámparas -prosigue Manuela-. El caso es que no hay dos cosas iguales en casa del señor Ozu. Y déjeme que le diga que eso crea una impresión agradable.


La elegancia del erizo, Muriel Barbery

viernes, 1 de abril de 2011

Retrato de una dama



"-Cuando tenga usted mis años, verá que todo ser humano tiene su cascarón y que hay que tener en cuenta tal cascarón. Al hablar del cascarón, me refiero al conjunto de las circunstancias que lo envuelven. No existen el hombre ni la mujer totalmente aislados, y cada uno de nosotros está constituido por un puñado de pertenencias. ¿Qué constituye nuestro propio yo? ¿Dónde empieza y dónde acaba? Parece desbordarse en todo lo que nos pertenece y luego volver a retraerse. Yo sé que gran parte de mí misma está en los vestidos que me gusta ponerme. Siento un ran respeto por las cosas. Para los demás, el propio yo es cuanto una expresa; la propia casa, el mobiliario, la decoración, los libros que lee y los amigos que tiene… todo esto expresa la personalidad de una.

Todo ello era harto metafísico, aunque no más que muchas de las observaciones hechas por madame Merle. A Isabel le gustaba mucho la metafísica, pero no podía, a pesar de ello, lanzarse al intrincado análisis de la personalidad humana, que tan fácil parecía ser para su amiga.

- No estoy de acuerdo con usted –dijo-, pienso precisamente todo lo contrario. No sé si lograré expresarme bien a mí misma, pero creo que ninguna otra cosa puede hacerlo. Nada de cuanto me pertenece da la medida de mí misma, sino que todo constituye una limitación, una barrera, muchas veces completamente arbitraria."


Retrato de una dama, Henry James.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...